El Gea

La cabeza del rey (VI).

Por Nives y Miro Fuenzalida.


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Lo que necesitamos hacer, nos dice Foucault, coincidiendo con la Escuela de Frankfurt, "es cortar la cabeza del rey: en teoría política esto aun no se ha hecho". Lo que esta en discusión aquí, es la cuestión de la residencia del poder. La concepción mas generalizada y dominante es la que ve el poder localizado y centrado en una fuente soberana desde donde todas sus actividades se originan y la cual es, al mismo tiempo, responsable por los efectos de su operación. Consentimiento solo es posible cuando el sitio del poder es visible e identificable. Y solo dentro de este contexto, derechos y deberes son definidos. Coerción es lo opuesto del consentimiento y cuando ello ocurre los individuos tienen el derecho a rebelarse en contra del poder soberano porque este ha trasgredido los términos del "contrato". Como la practica social nos ha venido mostrando, esta es una descripción inadecuada y limitada del poder. Los individuos han venido siendo condicionados por diversas operaciones de poder, de tal forma que el consentimiento o es manufacturado por fuerzas exteriores al individuo o nunca se transforma en objeto de análisis.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©