El Gea

"Ella lo andaba buscando" (V).

Por Nives y Miro Fuenzalida.


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Los efectos de esta influencia, no seria arriesgado decirlo, los encontramos en la economía psíquica de su audiencia, como en la sociedad en general. Si es cierto que posee algún aspecto positivo- intensificación del deseo - No es menos cierto que la representación del deseo que proyecta le permite al hombre experimentar su propio deseo y el deseo del otro sexo como fuerzas naturales complementarias que existen en una armonía pre-establecida que transciende la artificialidad y contingencia de la ley, la cultura y el Orden Simbólico. Toda mujer, se le asegura al hombre, en el fondo desea lo que se le hace, en la misma forma en que el hombre desea aquello que se les hace a ellas. Al garantizar la convicción masculina de que tal encaje es el orden natural de las cosas, la industria porno, en todas sus dimensiones, produce una subjetividad masculina que busca y demanda en la mujer aquel deseo que es la imagen del suyo propio. El costo social de tal ilusión es la frustración y el resentimiento en el hombre y la alineación y el sufrimiento en la mujer. Si el deseo de esta no conforma con los deseos fálicos del hombre, es frecuentemente abusada física, psicológica o socialmente por el hombre que demanda que el deseo de la mujer sea complementario del deseo fálico masculino.

"The truth is out there". Parafraseando a la serie televisiva "X File" podríamos decir ..."la subjetividad esta allí afuera" y su producción, fabricación o constitución es el resultado, en primera instancia, de la relación de poder inherente en toda relación social.

Más información:

Filosofía.

Cursos.

Bibliografía.

Exploración e investigación.

Artículos y textos de Andinia.com.

¿Se siente desmotivado?.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©