El Gea

Comer o ser comido (IV).

Por Nives y Miro Fuenzalida.


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

La cuestión de privilegio y poder, de expropiación y explotación en el mundo moderno, se reduce finalmente al recuento calórico de cada ser humano en este planeta. Mas de tres cuartos de la dieta asiática se compone de granos. Un adulto consume entre 300 a 400 libras de granos al ano. Un norteamericano medio, por contraste consume sobre una tonelada (2000 libras) cada ano, 80 por ciento de ella, en forma de carne. Actualmente 2 de cada 3 personas en el mundo consumen primariamente una dieta vegetariana. Con un tercio de la producción granera dirigida a la industria de la carne, por un lado, y con un aumento del 20 % de la población mundial, en la próxima década, por otro lado, las posibilidades de una masiva crisis de alimentos, no es irreal.

Uno de los aspectos mas fundamentales en la producción de carne es la necesidad de tierras cuya consecuencia es la continua y progresiva deforestación y desertificación de nuestro planeta. En Estado Unidos 260 millones de acres perdidos en beneficio del complejo industrial de la carne. Un 25 % de la foresta de América Central. Solamente en Costa Rica la deforestación alcanza al 80 %. En México 37 millones de acres sacrificado por la producción vacuna. Por cada hamburguesa consumida, el precio ecológico es la deforestación de 6 yardas cuadradas. La continuación, a largo plazo, de este rápido y continuo proceso de deforestación es la erosión y la perdida y destrucción total de miles de otras especies.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©