¿OVNIS en la Patagonia? (VIII).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Dejamos en el refugio la mayor parte de nuestra ropa, equipo y comida, llevando sólo lo imprescindible para la marcha, y para socorrer y brindar los primeros auxilios a una persona accidentada (alimentos fríos de alto valor energético, algo de ropa extra y nuestro botiquín). También llevamos nuestro equipo de escalada (soga, arneses y mosquetones), previendo la posibilidad de tener que sacar a alguien de una grieta.

Desandamos camino, ascendiendo los 600 metros y escalando los varios kilómetros que nos separaban de la cima del Bolsón
Recorrimos y exploramos durante un tiempo considerable los lugares desde donde habíamos recibido las señales y sus alrededores, pero no allamos nada ni nadie. Utilizamos un silbato que llevábamos para indicar nuestra posición y llamara la atención de los supuestos accidentados, pero no recibimos respuesta alguna a nuestras llamadas. No habían huellas, restos de campamento o fogata alguna, ni ninguna otra seña que nos indicara que alguna persona se hubiera encontrado en el lugar recientemente. 
Supusimos que, si hubo alguien, o había caído en un lugar de difícil acceso, estando en estos momentos inconsciente o muerto, o había logrado bajar el Bolsón, cosa que resultaba mucho más difícil considerando el mal tiempo y el glaciar que se interponía en el camino del regreso. Si se hubiera dado este último caso, era posible que la lluvia borrara las huellas, o que estuvieran tan desdibujadas que nos pasasen desapercibidas.

La Patagonia.
En el refugio del Lago Los Rizos tras el arribo, escapando de la 
tormenta.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©