¿OVNIS en la Patagonia? (VI).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Es necesario que aclare que los 5 días anteriores el tiempo había sido muy malo. 
Debido a las constantes lluvias, tardamos 3 días en subir un camino que habitualmente recorremos en 1 día. Ascendíamos despacio, y teníamos que parar y guarecernos en los momentos en que llovía más intensamente (no queríamos que nuestras mochilas, ya pesadas, multiplicaran su peso debido a la absorción del agua). En el primer día de camino nos cruzamos con dos montañistas que bajaban, precisamente, debido al mal tiempo
Esto indica que las posibilidades de que alguna persona o grupo de excursionistas anduviera por la zona, de por sí de difícil acceso, eran muy bajas. Pero, dadas las circunstancias, asumimos que estas mínimas posibilidades eran un hecho, ya que la luz debían corresponder a las señales hechas por algún ser humano..., al menos esa era la hipótesis más razonablemente factible de admitir hasta ese momento...

Al día siguiente, salimos bien temprano por la mañana para evitar caminar sobre nieve ablandada por el sol, máxime teniendo en cuenta que debíamos atravesar un glaciar, y hacerlo, debido al estado de emergencia en que nos encontrábamos desde los sucesos acaecidos la noche anterior, lo antes posible.

El tiempo empeoró hacia la mitad del trayecto. Tuvimos que tomar la decisión de seguir adelante, olvidándonos del rescate, rodear la cresta del Cerro Bolsón sin llegar hasta su pico, y bajar hacia el Lago las Brisas, hacia el refugio que teníamos construido en ese valle desde enero del año 1999.

La Patagonia.
Cruzar un glaciar es peligroso. Esta foto demuestra que incluso cruzar 
una mancha de nieve lo es (el derrumbre o desmoronamiento que se 
aprecia en el centro tiene aproximadamente 100 metros de radio).




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©