Primeros Auxilios - Algunas técnicas y conceptos básicos (XII).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Heridas (II).

Tratamiento general: 

Complicaciones: infección y hemorragia.

La persona que ha de efectuar la primera cura debe, si es posible, lavarse cuidadosamente las manos con agua y jabón y frotarse las mismas con alcohol.

No debe tocarse la herida con las manos u objetos sucios, estos deben ser previamente esterilizados y si ello no fuese posibles flamearlos con alcohol.

En el caso de heridas superficiales se debe eliminar la tierra y cuerpos extraños, lavar con abundante agua y jabón neutro y someter la herida al chorro de una solución antiséptica, utilizar una gasa o paño esterilizado y efectuar la acción de limpieza siempre del centro de la herida hacia los bordes. En el caso de que existan objetos enclavados no debe intentarse su extracción, una vez efectuada la limpieza se pincela con alcohol y se puede cubrir la misma con una gasa fijandola con cinta adhesiva, aunque en muchos casos es preferible dejar que la misma cicatrice en contacto con el aire, sin ninguna cobertura exterior.


Mostramos y describimos en este video el efecto que tiene
el azúcar para desinfectar heridas, efecto bactericida por su capacidad de privación de oxígeno.

Luego de limpiar una herida con agua y jabón, normalmente se usa un desinfectante o antisépticos a base de yodo (o povidona iodada) para liberar de microorganismos la zona lastimada. Para ello, hay que tener bien en cuenta algunos detalles muy importantes:

1)- Asegúrese de que la persona a la que le va a aplicar el desinfectante no es alérgica al mismo (al yodo o sus derivados). Esto puede deducirse indirectamente con cierta seguridad si esta persona tolera comer gambas, camarones, langostas o langostinos, por ejemplo, ya que los mismos contienen yodo (de ahí su color rojizo).

2)- No aplique el desinfectante directamente en la herida, sino en una gasa (estéril en lo posible) que posteriormente use para limpiar la herida. Recuerde, las heridas se limpian del centro hacia los bordes.

3)- No permita que en ningún caso el pico del recipiente que contiene el desinfectante toque la gasa o la herida. Moje la gasa por goteo. De esta forma, evitará la posibilidad de que se almacenen gérmenes en el tarro o bote del desinfectante, y este pueda ser usado más adelante con seguridad en otros casos de desinfección de heridas.

Luego de una herida, por leve que esta fuese, siempre es recomendable efectuar una visita al médico.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©