Inmortales (I).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

El débil azar venció al duro y rígido método científico. Se descubrió una de las cosas más deseadas cuando ni siquiera se pensaba en ello. Algunas variables no consideradas dieron su fruto en un objetivo no previsto; las facultades racionales no tuvieron nada que ver en ello, pues ningún grupo de científicos se arriesgaría a probar masivamente sobre la mayoría de la población humana una droga recientemente descubierta, no porque la ética científica se los impidiera (cosa poco probable), sino porque no durarían mucho en su empleo, su laboratorio-empresa no se arriesgaría a ello: la opinión pública es un riesgo calculado.

Los frasquitos del preciado líquido eran adquiridos por las familias de clase media para arriba por vía comercial, era de venta libre, por ese entonces no eran más preciados que cualquier otro nuevo producto de consumo con gran éxito en el mercado, sólo se lo consideraba un buen veneno para los mosquitos y esa era su función “oficial”.
No se había probado su efecto en los seres humanos.

Fue como evolucionar de golpe, inconscientemente, sin tiempo para preocuparse o arrepentirse, sólo fue como un paso más, el paso definitivo.
Inmortales. Sí inmortales, por error, sin nadie a quien agradecerle, sin nadie con quien quejarse, sin cambio ni devolución.
Tiempo infinito, vida infinita. Pero también para siempre estériles.
No más generaciones nuevas, no más sangre ni ideas nuevas, conservadurismo por siempre. Pena y tristeza en todos los rostros.

NOOOOOO!, la verdad es que debo gritar que no es así. Lamentablemente todo esto son sólo reflexiones mías, la humanidad disfruta del gran descubrimiento, del gran “regalo de Dios”. Se olvidan de las profecías, se olvida la cercanía del año 2000.
Y Dios apagó la luz y se fue a dormir -Ya no sirven -dijo-, ni siquiera me sirven a mí. Que mi amigo el diablo se encargue.

¿Que es la vida si no la oponemos a la muerte?





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©