Gustavo Sakuda

El espíritu de grupo (I).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Juegos, apuestas y entretenimientos

¿Qué lo mantiene a Ud. decidido y dispuesto a enfrentarse a cualquier dificultad? Su espíritu. ¿Qué es lo que mantiene unido a un grupo en cualquier circunstancia, por difícil que ésta parezca? El espíritu de ese grupo.

El espíritu de grupo es algo que va más allá de la simple convivencia, del llevarse bien cuando todo está bien. Implica estar bien en todo momento, protegerse unos a otros, poder confiar en el que viaja con uno.

La fortaleza de un grupo reside en su espíritu: el hecho de constituir una unidad íntegra, donde todos sus miembros dependen del resto, donde la confianza se lleva hasta los límites y no hay tiempo de duda, son pruebas de haber logrado tal punto de cohesión que hace que ese grupo perdure en el tiempo, como pueden verificar por el simple hecho que desde 1986 nos reunimos periódicamente, y viajamos año tras año prácticamente sin interrupciones.

Difícil sería imaginar lograr una estructura jerárquica si no se parte de una base implícita que es la confianza mutua, donde cada uno conoce a los demás y sabe lo que puede dar.

¿Acaso a usted se le ocurriría prestar menos atención si lo que está haciendo es para otra persona, siendo que esta otra persona también podría hacer algo que usted necesita? ¿Restaría importancia a su trabajo si no es para usted mismo sino para el grupo?

El egoísmo y la negligencia es el síndrome que afecta a los países que nunca alcanzan el desarrollo. La indiferencia, la despreocupación, el dejar que sea otro el que haga las cosas, el perder el tiempo viendo cómo los demás hacen el trabajo que debería haber hecho uno o que hicimos mal por falta de interés.

¿Para qué preocuparse en hacer las cosas si alguien más las puede hacer? Construyamos entonces refugios débiles que se derrumbarán en cuanto el clima empeore, pongámonos a hablar de nimiedades cuando el tiempo apremia y oscurece en lugar de ayudar a los demás a juntar leña o ir a buscar agua, discutamos temas que no son importantes en medio de la marcha... quizás con suerte solamente nos perdamos y el resto apenas malgastará tiempo buscándonos.

Grupo descansando adentro de un bosque Valdiviano.
Grupo descansando adentro de un bosque Valdiviano.

El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©