P. Edronkin

Lo que verdaderamente asusta... no es el Plan Andinia (IV)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Y ahora hablando a los adultos, la falta de preparación intelectual que pude observar tras años de recibir mensajes de coreo electrónico de todo tenor resulta evidente por las fallas de razonamiento encontradas, la simple falta de conocimientos acerca de la historia, geopolítica, etc. el racismo y antisemitismo que muchas veces se hace patente en tales misivas y los errores de ortografía, de puntuación y de expresión que denotan un cuadro lamentable.

He endurecido los requisitos para participar en este debate - entre otras cosas - porque estoy cansado de corregir horrores ortográficos, que me escriban cartas enteras sin un solo signo de puntuación, y que confundan los conocimientos de tal manera que para simplemente explicarles las cosas tendrían que volver a cursar media escuela.

Y por otra parte, si publico semejantes bestialidades sin corregirlas, por más que haga las salvedades correspondientes - parecería como que aquí nuestros editores son catatónicos.

Esta es la gente que más tiende a afirmar que el resto de la humanidad está 'adormecida' frente a esta supuesta conspiración; si la hay o no en torno al supuesto Plan Andinia, eso es algo que realmente todavía hay que probar, por lo que vuelvo a invitar a los intelectuales que tengan tal inquietud a que me escriban y lo conversaremos.

Y aquí estamos no frente a personas de escasos recursos, indigentes salidos de una villa miseria, sino a hijos de clase media con acceso a internet y dinero suficiente como para despilfarrarlo. A la persona de escasos recursos que tiene la fortuna de poder usar la red, difícilmente le sobre efectivo como para perderlo mandando tonterías por correo electrónico y además no entiende el inglés necesario como para meterse en los sitios a través de los cuales bromear.

Es decir, estamos hablando de un grave problema educativo en la clase media, la destinada a formar los futuros profesionales, técnicos y líderes del país, en muchos casos. ¿Es esto lo que queremos? ¿Un liderazgo nacional formado por neonazis con fallas ortográficas? ¿Como no nos va a pasar por encima el Tío Sam con esta meritocracia inversa?

Francamente, y en honor a la verdad, me pregunto qué droga es la que toman los jejenes estos que solamente se dedican a molestar para superar los efectos de tal supuesto adormecimiento que creen que tienen los demás, porque les produce efectos muy similares a los que el Litio, el Ribotril y esas cosas le producen a un amigo mío que actualmente está internado con frecuencia en instituciones psiquíatricas con un diagnóstico de trastorno de personalidad y bipolaridad.

Por esta razón, y para no perder más tiempo con delirios apilados sobre crasa ignorancia, es que he decidido endurecer los requisitos para poder participar de este debate. No es que quiero o pretendo censurar a nadie, pero así como todos tenemos el derecho de expresarnos, también tenemos la obligación de hacerlo de manera que no insulte al intelecto de los demás.

Y si en el proceso se comprueba o demuestra lo contrario a lo que creemos, entonces debemos tener la suficiente estatura moral e intelectual como para reconocerlo; tal es la marca de las grandes personas.

A mis auténticos rivales, les pido que entiendan que lo que estoy tratando de hacer es mandar a los nenes a la cama para que los adultos podamos conversar.

No me asusta la existencia supuesta de un esotérico plan que hasta ahora nadie ha probado. Me asusta que una parte importante de la población que se supone que es de clase media, con acceso a internet, a las computadoras personales, etc. demuestra semejante falta de cultura - y no lo digo por las diferencias de opinión -; con gente tan bruta no haría falta de judíos ni norteamericanos, ni masones ni extraterrestres para conspirar de ninguna manera; estas sabandijas, por propia cuenta, son suficientemente incapaces y numerosas como para ser capaces de arrastrar a toda una nación al fondo.

Solamente hace falta meterles cualquier cosa en la cabeza y enviarlos al matadero, y el problema estaría solucionado, y esto lo podría hacer hasta alguien que sea marginalmente menos bruto, porque en el reino de los ciegos el tuerto es rey; por eso es que debemos tratar de fundamentar nuestras ideas, y por eso es que insisto en que utilicemos el método científico en esto del Plan Andinia.

Por eso, cuando se habla acerca de algo como el supuesto Plan Andinia hay que tener mucho ciudado de hacerlo con seriedad y no estar contribuyendo indirectamente en el lavado de cerebro que algunas organizaciones neonazis y algunos individuos fascistas pretenden hacer con acólitos adolescentes o ignorantes.

No se trata de un simple capricho, ni de cartesianismo ni nada por el estilo: es el deseo de hacer que en la nación se piense de verdad antes de abrir la boca, y si no se tienen argumentos, entonces se deben buscar porque se le hace un daño a la propia patria con esa negligencia.

Hay que buscar la excelencia en las cosas, aprender a tomarse el trabajo de hacer las cosas bien; si se trata de bienes materiales, construirlos de la mejor manera posible, y si se trata de ideas, probarlas, y no simplemente creerlas.

La creencia es sencillamente el resultado de pobre calidad que se obtiene de procesos mentales de manufactura de segunda. Por eso es que no alcanza simplemente con creer, sino que hay que comprobar y demostrar; si se hacen las cosas no se las puede dejar a medio camino, porque si simplemente creemos viviremos en un mundo de segunda categoría y nosotros mismos seremos siempre de segunda selección y seremos manejados por líderes de segunda que nos hundirán aún más en la mediocridad.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©