Don Pablo Edronkin

Su diploma universitario no necesariamente sirve.



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

La educación no es un sistema, un presupuesto, un ministerio ni una colección de diplomas o certificados.

Joseph Mengele estaba muy bien educado, su familia estaba bastante bien acomodada dentro de la estructura social alemana y hasta poseía un diploma de médico. Sin embargo, su colección de diplomas, uniforme militar de coronel y otros símbolos y constancias de competencia no le impidieron convertirse en un individuo que experimentaba con seres humanos.

Faraday, por el contrario, no poseía ninguna clase de constancia o documento de que hubiera atravesado por un sistema educativo formal y sin embargo hasta cuando usted coloca una pila o batería en su cámara de vídeo, lo hace gracias a que este físico y químico salió del analfabetismo por cuenta propia y se convirtió en un científico autodidacta y por derecho propio, para luego estudiar y describir - entre otras cosas - los fenómenos electrolíticos a los que se asocian las baterías.

La historia está llena de ejemplos como estos y en la actualidad podemos apreciar a políticos y ministros con doctorados fabulosos originados en muy prestigiosas universidades y que hacen desastres en la práctica: los ministros de economía de la Argentina generalmente han tenido títulos de postgrado, y no le quepa duda alguna, estimado lector, de que muchos de los estrategas que diseñaron la desastrosa campaña militar norteamericana en Irak hasta dan conferencias cobrando miles de dólares gracias a sus títulos.

El Fondo Monetario Internacional está lleno de doctores en economía de todos los tipos y sin embargo, no ha probado funcionar mejor que un usurero suburbano después de gastar cientos de miles de millones de Euros o Dólares y pagar abultados salarios de decenas de miles de dólares mensuales a cada uno de ellos.

Para comprender lo que esto significa basta preguntarse una sola cosa: ¿Qué país ha salido de la pobreza o ha resuelto una recesión o depresión en su economía gracias al FMI en las últimas décadas?

Educarse no significa obtener papelitos de colores con caligrafía barroca y detalles en dorados colores; educar no significa asignar presupuestos o emplear a más y más docentes.

Educar a otros significa instilarles la actitud de educarse a sí mismos. Una persona bien educada no es la que sabe más o menos, porque el conocimiento es infinito y por consiguiente podemos afirmar que en realidad todos sabemos muy poco; una persona bien educada es aquella que desde que se enfrentó con la posibilidad de utilizar a los libros como la principal herramienta de su vida, lo hace de continuo.

Ser educado es tener la capacidad de aprender, y la auténtica capacidad de enseñar no es más que estimular a otros para aprendan por su cuenta.

Creer que se sale de la pobreza por medio de la educación es cierto, pero un mensaje importante para el mal llamado ´Tercer Mundo´ es que ello no significa enviar a la gente a estudiar a otros países necesariamente, ni tampoco consiste en confiar como si se tratara de chamanes en aquellos que regresan al país con un lustroso diploma bajo el brazo.

La pobreza es una condición económica, pero es más una condición de indignante actitud y por eso es una falta de educación principalmente, y no simplemente la falta de capacidad para tener más productividad.

Desde luego que eso puede ayudar, pero yo diría que hasta marginalmente y me baso en los hechos para afirmarlo.

Por eso, probablemente lo mejor que puede hacer un padre o una madre no es enseñarle a sus hijos que la ´buena educación´ significa ni siquiera ir a la universidad, sino obtener cuando esos hijos son todavía pequeños el libro adecuado para despertar su curiosidad por algo de manera tal que dure toda la vida.

Hasta se puede sustituir a la universidad con el puro deseo autodidacta; lo que no se puede sustituir ni con todo el dinero del mundo es la curiosidad que se despierta en el momento adecuado.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©