Don Pablo Edronkin

¿Cómo es posible que un avión cueste menos que un auto?



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Algo que nos tiene que dar para pensar es el hecho de que en nuestras vidas cambiamos de automóvil muchas veces, gastando decenas de miles de pesos, dólares o euros.

Nuestros vehículos raramente duran más de una década, pero sin importar que sabemos que las fábricas automotrices son capaces teóricamente de producir algo más durable, y que por ende, en cierta medida están abusando de nosotros al vendernos cosas no mal diseñadas, sino creadas para no durar, de cualquier manera continuamos comprándoles.

Tampoco nos importa demasiado que muchos de nuestros autos y camionetas todo - terreno son tan costosas como un avión pequeño, tanto en el precio de compra como en su mantenimiento posterior, y quien no crea esto, solamente tiene que verificarlo por su cuenta consultando precios.

Hace unos días empecé a averiguar cuanto me costaría adquirir un pequeño avión, similar en porte y prestaciones al Cub Special PA-11 en el que estoy aprendiendo a volar.

Por supuesto que hay modelos de todos los precios y tamaños, pero una pequeña avioneta para dos personas como un Aero Boero 115, un PA-11 o un Luscombe 8 - todos de prestaciones similares - cuesta entre once mil y veinticinco mil dólares en condiciones de despegar en el momento de la entrega.

Si en su país estos no son los precios, verá que en otros sí lo son, y los aviones son los mismos y en idénticas condiciones; cualquier diferencia puede atribuirse a las compañías de seguros que están haciéndose un festín con los bolsillos de la gente, lo cual es otro lado del problema actual de las sociedades de consumo.

Estos son precios típicos de los autos de hoy en día, y creo que no se puede comparar el grado de responsabilidad, cuidado y tecnología que hace falta para diseñar y construir un avión, con el que hace falta para producir un automóvil de serie.

Y lo que es más aún: en muchos países - como en Alemania - se da por sentado que ningún auto dura más de cinco años. El PA -11 que vuelo en la actualidad fue construido en 1947.

¿Cómo es posible entonces que pagando lo mismo por una unidad, en el caso de un avión podamos tenerla por decenas de años, mientras que en el caso del auto, solamente disfrutaremos por una fracción de ese tiempo?

Mi respuesta personal es que cuando compramos un avión, generalmente recibimos algo que vale lo que pagamos, mientras que en el caso de los autos pocas veces es así.

Y ni hablar del impacto en el medio ambiente que presenta la producción de millones de vehículos diseñados para ser malos.

Creo que tenemos que preguntarnos si no es que el excesivo consumismo nos está tornando un poco tontos, útiles para las corporaciones; porque en la sociedad de consumo, los consumistas terminan siendo perdedores.

Un Piper PA-11 perteneciente al Aeroclub Malvinas Argentinas
Si no me cree, verifíquelo: este avión cuesta menos que un vehículo
todo terreno; es un PA-11 perteneciente al ACMA,
y definitivamente no me compraré un auto pero sí un avión.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©