P. Edronkin

Consejos de meteorología: conociendo la ionósfera



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Esta región de la atmósfera se encuentra por encima de la mesósfera y se caracteriza porque en ella existen iones libres gracias a la radiación UV (ultravioleta) proveniente del Sol.

La existencia de esta capa es lo que posibilita las comunicaciones radiales a larga distancia por medio de ondas de alta frecuencia porque el efecto esencial que esto causa es el reflejo de las ondas de energía (radio) provenientes de la superficie terrestre y las capas inferiores de la atmósfera.

Solamente una pequeña proporción de estas ondas se refracta totalmente, para luego perderse en el espacio; la mayor parte de ellas vuelve a la superficie terrestre tras reflejarse con un determinado ángulo sobre la ionósfera, causando que al volver hacia la superficie, estos haces de ondas se desplazan de forma significativa. En otras palabras, esto permite que un receptor se encuentre a gran distancia del emisor (por detrás de la línea del horizonte) y aún así reciba la señal emitida.

La ionósfera se divide en varias subregiones, de acuerdo a sus características:

Región D: ubicada entre los 60 á 80 kilómetros de altura, y caracterizada primordialmente por la presencia de iones de ozono. También se la conoce como 'capa de ozono'.

Región E: conocida también como capa de Heavyside-Kenelly y ubicada entre los 80 y 200 kilómetros de altura, posee una preponderancia de oxígeno gaseoso ionizado.

Región F: conocida como capa de Appleton, se la suele dividir en dos capas F1 y F2, en las cuales encontramos Nitrógeno ionizado.

Las características de estas regiones y capas varían según las estaciones del año, la región geográfica y otros factores entre los cuales se puede contar a la contaminación. La ionización de los gases ocurre en estas capas porque el proceso de filtrado de los rayos solares implica una transferencia de energía de estos hacia las moléculas gasesosas, lo cual implica que se alteren las órbitas de los electrones de las mismas.

En otras palabras, la misma propiedad que permite a la estratósfera protegernos de la radiación solar es la que hace que dicha capa subsista, pues es lo que proporciona la energía necesaria para la ionización de las moléculas. Si contaminamos la atmósfera llenándola de limo atmosférico (humo), y sustancias reactivas (y peor aún si - como con los fluorocarbonos - se trata de reacciones irreversibles), lo que estaremos haciendo es romper este equilibrio de filtrado - ionización y por consiguiente, recibiremos una mayor dosis de rayos nocivos.

En el caso de la región D, que es la que conocemos coloquialmente como 'Capa de Ozono', la presencia de fluorocarbonos (compuestos muy estables y originados en moléculas orgánicas en las que el Flúor ha sustituído a los átomos de hidrógeno) impide que la radiación UV sea filtrada de forma totalmente efectiva. Este tipo de radiación resulta sumamente perjudicial para la vida sobre la superficie terrestre.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©