P. Edronkin

Consejos de meteorología: entendiendo la formación de niebla



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

La niebla es uno de los fenómenos que se nos pueden presentar mientras realizamos alguna actividad al aire libre. Más allá del aspecto más o menos intrigante que le puede otorgar a cualquier paisaje, la niebla puede constituir un serio problema para el tránsito de todo tipo de vehículos terrestres, náuticos y aéreos.

Desde un punto de vista meteorológico, la niebla es un fenómeno relativamente difícil de predecir dado que hay numerosos factores que la pueden causar. Sin embargo, vale decir que la niebla es esencialmente la formación de una nube a nivel del suelo.

Las nubes se forman por la condensación de la humedad que se encuentra en la atmósfera. Hay una magnitud en meteorología que se emplea para saber cuando el agua contenida en el aire se tornará visible; a este dato se le conoce como 'Punto de rocío' y es indicado como una temperatura.

El punto de rocío es la temperatura a la cual la humedad del aire se condensa y es generalmente un valor menor que la temperatura ambiente a nivel del mar.

Un metro cúbico de aire caliente puede contener más agua que un metro cúbico de aire frío puesto que el aire caliente es menos denso; es como decir que hay más espacio libre entre las moléculas de los diversos gases que forman el aire, porque al tener más energía gracias al incremento de la temperatura, se desplazan más rápidamente.

Cuando el aire se enfría, éste ya no puede contener más tanta agua y la misma se condensa, tornándose visible; dependiendo de las condiciones en las que esto suceda, se generarán nubes, neblina o precipitaciones en forma de agua, nieve, granizo, llovizna, etc.

Las nubes se forman a mayor altitud, donde la temperatura ambiente alcanza el punto de rocío y por consiguiente, aparece la condensación del agua del aire, pero si la temperatura se acerca mucho al punto de rocío debido a una disminución rápida (a causa de un frente frío, la noche, etc.) entonces a nivel del mar o del suelo se produce la condensación y ello origina la niebla.

El punto de rocío es una magnitud complicada de calcular y depende de muchas variables; normalmente se notifica este valor en los pronósticos extendidos y al ver cuál es la proximidad entre este valor y la temperatura ambiental, se podrá saber si habrá niebla o precipitaciones.

Generalmente es de esperar que ocurra condensación cuando la diferencia entre el punto de rocío y la temperatura es menor a cuatro grados centígrados, particularmente antes del anochecer.

Aquí se puede ver sencillamente por qué si alteramos la temperatura del medio ambiente estaremos alterando todo el clima: una de las consecuencias más sencillas de la contaminación térmica producida por las ciudades y las industrias es un cambio en la relación entre el punto de rocío y la temperatura ambiental, lo cual puede conducir a cambios radicales en el nivel medio de las precipitaciones, produciendo inundaciones o bien sequías. Algo muy fácil de entender pero muy difícil de comprender.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©