P. Edronkin

El juego y la caridad



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

El debate acerca de la ética de los juegos de azar es tan antiguo como nuestro mundo: desde los comienzos de la civilización la personas han probado su suerte con el dinero siguiendo muchas reglas y métodos diferentes, lo que ha llevado a la aparición de un sinfín de juegos y establecimientos dedicados a los mismos, tales como los casinos, bingos, etc.

Por supuesto que las tentaciones derivadas de estas actividades han hecho aparecer la criminalidad en este ámbito, se han destruido fortunas, el estado ha intervenido, y se han creado numerosos problemas que han generado la sensación de que el juego es algo perverso una vez que alcanza un determinado nivel, muchas veces difícil de definir claramente.

El juego compulsivo es un destructor de vidas y una enfermedad, pero el mundo ha podido sobrevivir a cosas incluso peores por mucho tiempo: el tabaco, las armas, la prostitución y la política son términos que nos hacen pensar en los aspectos más oscuros de nuestra existencia.

Sin embargo, el realismo puro nos indica que estas actividades siempre continuarán, independientemente de nuestros puntos de vista; y a pesar de que se las debe controlar por medio de la ley, y dado que son tan atractivas como fuentes productoras de dinero, los administradores y líderes de organizaciones no gubernamentales, fundaciones, u otras sin fines de lucro, deberían considerarlas como una fuente alternativa de ingresos.

No quiero decir con esto que debiéramos permitir que ocurran cosas tales como que la Iglesia obtenga sus fondos por medio de una cadena de burdeles, la venta de narcóticos o cosas por el estilo, sino que hasta cierto punto y siempre dentro del marco de la ley, algunas formas de juego podrían ser utilizadas para mejores propósitos que llenar los ya saturados bolsillos de algunas corporaciones.

Tiene poco sentido oponerse con terquedad a la existencia del juego y actividades relacionadas; tiene mucho más sentido pensar de qué manera las organizaciones no gubernamentales pueden crear sus propias formas de juego o participar de las existentes con el fin de mejorar sus ingresos y su economía.

Confrontemos la realidad de una vez: muchas personas no gastarían en libros o educación el dinero que dilapidan apostando cada semana. En vez de ello, usemos ese dinero para comprar libros para quienes lo aprecien y no tienen nada que ver con todo esto: los niños.

Una población indigente en una ciudad sudamericana
Sea innovativo cuando trate de ayudar a otros.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©