P. Edronkin

La ecología del pensamiento (VII).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Y por lo tanto, si no se pretende enseñar más que a uno mismo, entonces las cosas no se olvidan, y como la mayor parte de nuestros actos diarios son sinceros en cuanto a que muestran nuestra verdadera naturaleza a los demás simplemente porque es difícil pretender y actuar todo el día, si simplemente nos dedicamos a ser honestos con nosotros mismos otros no tardarán en emularnos.

No debemos ser hipócritas. No se debería criticar a un tercero hasta no asegurarnos de que nosotros no cometemos el mismo error. Es fundamental que se le preste atención a la credibilidad en este sentido, porque lo que sufre no es en definitiva una posición política sino la verdad misma, que se desdibuja.

Si es la verdad la que sufre las consecuencias de nuestra hipocresía, no solamente estaremos demostrando no ser mejores que quienes criticamos sino que además ni podremos resolver el problema ni tampoco estaremos en condiciones de aprender y por consiguiente, de enseñar.

Los hipócritas secuestran ideas y las utilizan para señalar a otros, pero como la mentira posee patas cortas tarde o temprano ellos mismos quedan expuestos, y así como los rehenes mueren también en la balacera cuando la policía intenta capturar a los secuestradores, la verdad misma es la que sufre cuando finalmente sale a la luz la verdad sobre el hipócrita.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©