Don Pablo Edronkin

La ecología del pensamiento (II).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Ateniéndonos a los conceptos de Montesquieu relacionados con la definición de lo que es una tiranía, bien podemos decir que cualquier organización, en este caso política, que esté afectada de corrupción, se transforma virtualmente en una tiranía sin importar sus declamaciones o intenciones constitucionales originales porque en los hechos, el integrante de la misma se verá sujeto a normas que ya no siguen el objetivo claro original, sino que se transforman en un instrumento que está al servicio de los corruptos.

Esto es algo que puede suceder a escala de una nación entera, pero también dentro de organizaciones menores como asociaciones, empresas, partidos políticos, etc. porque la tiranía no es un concepto puramente político, sino una forma de convivencia en la que unos aceptan en definitiva el parasitismo social de otros.

Pero la tiranía no empieza con un sistema de liderazgo particular, ni existe solamente en un entorno caracterizado por ciertas reglas que la pretenden avalar. Cuando se llega a tal punto, es porque ese sistema de convivencia ya se ha desarrollado y por consiguiente, si lo que se pretende es aprender y enseñar a evitar estas cosas no hay que concentrarse en el análisis de la tiranía en su fin o su madurez, sino en sus inicios.

Como hemos visto hace unos instantes, la tiranía surge con la corrupción y no con determinadas ideologías, regímenes, etc. los cuales la pueden poseer, pero no necesariamente por su naturaleza en sí sino más bien por padecer de corrupción.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©