Don Pablo Edronkin

Motivaciones del terrorismo suicida (I).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

El destino no es más que el cumplimiento de aspiraciones más o menos inconscientes con las que a pesar de que somos deshonestos no podemos dejar huérfanas. La vida de cada uno puede definirse como una lotería de Babilonia en la que nosotros mismos somos quienes reparten los premios.

Los simples creyentes en cualquier cosa que se inmolan a sí mismos son individuos que simplemente odian lo que son, es decir, simples creyentes, y no encuentran ni quieren encontrar alguna cosa o manera para dejar de ser lo que odian porque odiarían dejar de odiarse a sí mismos.

Semejante carga de resentimiento es suficiente para explicar por qué estos supuestos mártires, víctimas del odio que asociado a algunas posibilidades técnicas en materia de armamento es capaz de producir desastres, siempre buscan que otros les acompañen en su muerte, pues no solamente están buscando matar a otros sino matarse a sí mismos y que otros les vean hacerlo, pues creen y desean ser castigados.

Invariablemente el terrorista suicida, en vez de ser un mártir de alguna cosa no es nada más que algo así que un pervertido sexual superlativo que sublima sus deseos masoquistas con las armas, y las detonaciones que producen sus cinturones cargados de explosivos constituyen un extraordinario orgasmo, el más grande que hubieran tenido en sus lamentables vidas, pues uno siempre muere como vive.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©