P. Edronkin

Vlad Tepes y Mehmet (III).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Cuando Mehmet, quien nada menos fue capaz de aniquilar al Imperio Bizantino, llegó al 'bosque' de empalados y torturados que rodeaba a la capital de Valaquia, y que creativamente le había obsequiado Vlad donde - naturalmente - ya se había encargado de cortar en pedacitos a sus propios y leales habitantes, decidió retirarse exclamando '¿Qué se puede hacer contra alguien que es capaz de hacer esto?'

Pero obsérvese que al mismo tiempo, los turcos contaban con un ejército nada desdeñable y en el cual los jenízaros constituían un importante aporte. Sin embargo, y pese a su actitud aparentemente fanática, lo curioso es estos combatiente que no eran fanáticos, sino que constituían la base de la administración del imperio, de su generación de ideas y su cultura.

El imperio otomano era administrado por esclavos y defendido por esclavos, muchos de los cuales originariamente habían sido cristianos. La aristocracia gobernante estaba compuesta por esclavos que sufrían castigos inmisericordes, y curiosamente, el sistema - que se basaba en uno similar, organizado anteriormente por los mamelucos - entró en su decadencia terminal cuando se abrió la posibilidad para que los hombres libres formaran parte de las tropas de jenízaros y se relajó un poco la disciplina.

Las casas de esclavos que proveían al poder público de personal fueron destruidas finalmente hacia 1830, y menos de cien años después, el imperio otomano llegó a su fin.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©