P. Edronkin

El liderazgo, el conocimiento y la estética (V).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Lo que sí brindan las universidades, o deberían hacerlo, es la formalización del conocimiento en base a algo que se conoce como metodología científica. Las lecciones relativas a la epistemología y la filosofía de la ciencia son las menos apetecibles para muchos estudiantes, pero yo diría que a la hora de formar auténticos profesionales, científicos y líderes, son también las más importantes porque de ellas depende el adecuado encuadramiento mental de la montaña de datos que se estudian durante una carrera universitaria.

Es decir, no basta con que creamos que es posible obtener buenos líderes a partir de un grupo de graduados. Hace falta asegurarse de que la sociedad le imprima ciertas conductas a las personas mucho antes, y si vemos lo que diferencia a un líder de alguien que no lo es, podremos constatar que no necesariamente se trata de títulos, honores o profesiones, sino de conductas, y estas son hábitos, los hábitos son costumbres, y las costumbres se desarrollan con el tiempo, en el hogar, en las calles, etc.

Que esto ocurra, y que para ello no se piense que hay que recurrir a medios autoritarios constituye el mayor desafío de liderazgo político que enfrenta cualquier nación.

De aquí al futuro, la necesidad de formar líderes en base al estudio y mejoramiento de las conductas y conocimientos no académicos que conducen al auténtico amor por el conocimiento, se transforma en una necesidad estratégica para las sociedades latinoamericanas.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©