Don Pablo Edronkin

La falacia de los intereses ocultos (VI).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Pretender juzgar los motivos de un interlocutor sin pruebas de que exista una actitud incorrecta de su parte constituye no solamente una demostración de falta de cultura cívica sino que podría configurar una falta legal en sí misma pues equivaldría a hacer una acusación no fundamentada y a entrometerse en la vida privada de las personas.

En un tribunal de justicia no resultaría admisible que los abogados pretendieran ganar un juicio sobre la base de descalificarse mutuamente, unos a otros, y criticando a la contraparte por el hecho de que - en tal caso, indudablemente - está representando de manera remunerada a un tercero.

Recomiendo al lector los libros de E.Copi acerca de la lógica para profundizar la lectura sobre estos tópicos.

De todo esto podemos decir que la Ministro de Trabajo de la Argentina ha dicho algunas sandeces este día, que los hechos demuestran que al menos su marido dice una cosa y hace otra, que ambos poseen un cierto instinto retórico útil para persuadir falsamente y que por otra parte, no se puede invalidar las opiniones de alguien pretendiendo hacer escarnio de sus motivos para hablar, sino que solamente se puede juzgar lo que dice por lo que dice y no por qué, junto con pruebas que demuestren lo que afirmamos.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©