Don Pablo Edronkin

Fundamentos filosóficos de la autodisciplina (IV).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Para que exista imposición de disciplina siempre debe existir una autoridad de fuerza relativamente mucho mayor que la de los subordinados. En casos extremos, el temor al uso de la fuerza se logra transformar en 'amor' como ocurrió en el caso de Patty Hearst respecto de sus captores (Síndrome de Estocolmo).

Si el líder de un grupo semejante o bien la institucionalidad misma, caen en el descrédito, la disciplina se pierde.

Pero por otra parte, en un modelo de autodisciplina se apela a lo que Séneca llamó 'el Dios Interior' en sus 'Cartas morales a Lucilio' (Libro IV, Carta XLI).

Un sistema de autodisciplina es mucho más fuerte y menos vulnerable pues para que se pierda eventualmente la disciplina en el grupo ya no será suficiente con el descabezamiento o descrédito de la autoridad, sino que - al residir la fuerza de tal sistema en la conciencia individual - sería necesaria la 'anulación' de por lo menos la mayoría de dichas conciencias, lo cual es mucho menos probable.

El concepto de la autodisciplina se encuentra intrínsecamente ligado a la persona, a lo individual, a la conciencia, y es por definición la antítesis de la indiferenciación física, intelectual y emocional. Encuentra en gran medida relación con los conceptos de Locke relativos a la propiedad y la persona.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©