P. Edronkin

Latinoamerica y la autarquía en el siglo XXI (I).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

El progreso no tiene nada de malo como concepto abstracto. El problema es que en el mundo actual, por 'desarrollo' o 'progreso' en realidad se está entendiendo a la 'imitación' puesto que tal desarrollo se basa únicamente en el estándar de los países supuestamente desarrollados.

Esto constituye un claro deseo de que los demás les imiten, que se construyan a su imagen y semejanza. Esto es en esencia la globalización en su faceta real, pero ¿qué garantías hay de que tal modelo sea el correcto?

Por supuesto, el mundo está mejor hoy que durante la Edad Media, pero haber avanzado un poco no significa que este sea el único camino, y muy por el contrario, el modelo de desarrollo capitalista y basado en el crédito presenta numerosos defectos.

Para empezar, al no ser inherentemente democrático, implicar la constitución de bloques y corporaciones de gran tamaño capaces de desafiar incluso a gobiernos enteros, y no distribuir la riqueza - veamos: dos tercios de la población mundial viven en la indigencia -, creo que está claro que este modelo a lo único que puede llevar es a que las corporaciones se transformen en los monstruos del futuro.

Pretender que el mundo 'globalizado' puede cambiarse a si mismo es algo falaz, pues ninguna persona, entidad o corporación puede cambiarse a sí misma si no tiene al menos un marco de referencia externo. Es decir, la globalización es el colmo del utocratismo pues su propia búsqueda por el alcance mundial implicará inevitablemente su propia muerte.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©