P. Edronkin

Las grandes corporaciones como una auténtica hipótesis de conflicto (V).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Si una gran empresa con decenas de miles de empleados se ve amenazada por nuevos impuestos, por ejemplo, puede amenazar a los políticos de turno con el despido de números muy importantes de empleados, incluso si los nuevos impuestos fueran absolutamente legítimos. Esto ha sucedido hasta en países como Alemania.

Es decir, las corporaciones grandes de por sí, sean privadas, sociedades anónimas o de cualquier tipo representan un problema de seguridad para el Estado y la propia comunidad desde el momento en el que empiezan a adquirir suficiente poder como para influir de por sí solas en las decisiones de gobierno.

Como hemos visto, si un individuo enfermo como Osama Ben Laden, con una fortuna de cinco mil millones de dólares ha sido capaz de poner en jaque a EE.UU., cabe pensar que muchas empresas y corporaciones que cuentan con un capital mucho mayor podrían influir de forma aún más profunda en el comportamiento de los gobiernos.

Estamos presenciando, indudablemente, lo que Platón describió como el paso inevitable a la tiranía. En este caso no se trata de un golpe militar con tanques enfrente de la casa de gobierno local, sino del despotismo basado en el tráfico de influencias.

Así como en décadas recientes hemos visto la proliferación de guerras no convencionales, bienes no tangibles y otras cosas que nos cuesta comprender pues no se pueden 'ver' como antes podíamos presenciar una gran batalla, cofres llenos de oro y ese tipo de cosas, también ha cambiado la naturaleza del poder.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©