P. Edronkin

El Fondo Monetario Internacional es una farsa (II).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Estos recursos no se pueden comprar, no se obtienen por medio de reestructuraciones, ni tampoco se pueden generar de la noche a la mañana. Es decir, la inversión externa, a la que tantas loas se le canta últimamente, no puede generar los recursos para poder hacer que un país progrese por dos razones:

4)- Porque por definición, enviará lo más que pueda de sus ganancias hacia afuera del país. Si bien es cierto que las empresas extranjeras pagan tributos, no hay país en el mundo que pueda atraer un número significativo de inversiones exteriores si no les ofrece una rentabilidad mayor que la de sus costos.

Por ende, los impuestos, cánones y otras cargas con las que el estado local puede pensar que contará, serán siempre inferiores que lo que se podría obtener en base a una explotación local que contara con el mismo capital de inversión inicial que la empresa extranjera.

5)- La inversión extranjera es mucho más difícil de controlar que la local, y puede emplear mecanismos de presión, de negociación o lobby que el gobierno local no puede controlar. Un caso perfecto lo constituye la demanda que el FMI hizo sobre Argentina en el año 2002 para derogar la 'Ley de Subversión Económica'.

Resulta más que llamativo que semejante pedido o demanda fuera hecha al gobierno argentino solamente unos pocos días después de que el 'Banco General de Negocios', en el que hay importantes accionistas extranjeros como el Sr. David Mulford - ex Secretario del tesoro de los EE.UU - hubiera declarado su bancarrota.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©