P. Edronkin

La Argentina en el 2002 (III).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Ambas posturas han tenido y poseen algo de validez, pues argumentos de ambos tipos son aplicables en muchos casos, y también se puede hacer una crítica muy fuerte a ambas posiciones por los numerosos y costosos errores cometidos.

La mejor manera de resolver un problema es empezando por reconocer su naturaleza auténtica, y para ello hay que tratar de actuar de forma objetiva, como un médico que intenta curar a un paciente. Desde luego, aquí entramos en el terreno de la materia opinable y me interesaría conocer los puntos de vista de lector. No intento imponer nada, sino simplemente compartir ideas y sobre todo, un método.

Entrando de lleno en el tema de la crisis de la Argentina en el año 2002, a veces resulta difícil de creer que hayan sucedido algunas cosas: que los bancos - muchos de ellos extranjeros y de 'prestigio' - no le han devuelto su dinero a la gente es cierto. Que los supuestos 'aliados' del país no han cumplido algunos compromisos es cierto. Que importantes personajes extranjeros han hecho lobbies que perjudican directamente a la población argentina, también es cierto, y basta consultar la bibliografía correspondiente para constatarlo, pero ¿para qué tenemos entonces un gobierno propio? ¿Para qué elegimos a nuestros gobernantes? ¿Cómo los elegimos?

¿O es que tenemos que empezar a admitir que los gobiernos democráticos ya no responden a los intereses de su población, sino a otros? ¿Son los gobiernos del mundo vulnerables a lo que se creó después de la caída del Muro de Berlín?

Ciertamente, tendríamos que elegir al menos a aquellos gobernantes que no hagan que nuestra nación permita que tales individuos y entidades puedan trabajar en el país.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©