P. Edronkin

No ceder poder (I).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

'...Las crueldades mal cometidas son aquellas que si bien al principio resultan pocas, van creciendo con el tiempo en vez de disminuir...'

- El Príncipe, Maquiavelo.

Las derrotas raramente ocurren de manera espontánea y totalmente aislada de la realidad. Los imperios no se construyen de la noche a la mañana, y tampoco se destruyen por arte de magia. Si una organización o un líder decaen, es por algo que se ha hecho mal durante un largo tiempo.

Del mismo modo, las victorias tampoco son casuales y para lograrlas también hace falta actuar bien y evitar los errores durante un lapso prolongado.

Tanto las victorias como las derrotas son el resultado de la acumulación de efectos de errores y aciertos.

Por más que pueda haber causas externas que provoquen la caída de un líder, de una nación o de una empresa, no es saludable para el espíritu de liderazgo en excusarse en semejantes razones, teorías conspirativas, o en la creencia de que la culpa puede ser de otro.

Si en todo caso, 'la culpa es de otro'. debe asumirse que uno mismo ha cometido un error de juicio, pues a ese otro a quien se le achaca un error, debía ser necesariamente una persona en quien confiar, es decir, un amigo, y si realmente ha hecho lo que suponemos que hizo, entonces no se podía confiar en dicha persona y por lo tanto no se le podía considerar como un amigo, sino probablemente como un rival.

El error estuvo, entonces, en el juicio que se había formado sobre dicha persona. Esto no es ser un cínico ni un paranoico, sino realista: en una posición de liderazgo, la facultad de ser realista es una de las más importantes.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©