P. Edronkin

La falacia de la causa y el efecto (X).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Es decir, si se hiciera lo que el diplomático palestino sugería, los que en primera instancia se perjudicarían serían los propios palestinos que están padeciendo las consecuencias del ataque israelí. Sin embargo, la retórica empleada resultaba persuasiva.

Por consiguiente, cabría preguntarse por qué el diplomático palestino dijo lo que dijo. Una razón podría ser que cometió un error momentáneo, pero la frase no fue rectificada con posterioridad, por lo que esta opción debe ser descartada, pues si se hubiera tratado de un error, entonces el propio diplomático, que se supone que debe perseguir el beneficio de sus representados, hubiera sido el principal interesado en efectuar las correcciones del caso.

La segunda opción sería que el diplomático palestino es un ignorante, pero el hecho de que concedió la entrevista hablando un inglés bastante bueno, y qu ese trataba, justamente, de un representante diplomático, hace creer que su supuesta ignorancia es algo dudoso. Creer en la ignorancia de un funcionario de cualquier gobierno es algo bastante cándido.

Lo cual nos deja con la tercera opción. Es decir, que el diplomático no habló de buena fe; esta es la única posibilidad que cabe desde un punto de vista lógico, y lo que quiero demostrar en este artículo es precisamente que el empleo de tales artilugios retóricos para mentir, pues esto no tiene otro nombre, en definitiva resulta perjudicial para el orador, afectando su credibilidad, y en este caso, también actúa en contra de la propia causa y la propia gente que dice defender.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©