P. Edronkin

La falacia de la causa y el efecto (VIII).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Esto prueba que cuando se emplea una falacia no formal de este tipo, un sistema de poder basado en la legitimidad del voto queda invalidado a pesar de que formalmente, las elecciones que han determinado un vencedor sean legalmente impecables.

Pero este no es el único caso que podemos apreciar en el mundo Un ejemplo muy claro de la aplicación de esta falacia para intentar persuadir a una audiencia lo observé hace un par de días en el programa informativo de la BBC, cuando un periodista estaba entrevistando a un funcionario diplomático palestino en relación a la reciente invasión israelí de los territorios autónomos palestinos, y a la visita del secretario de Estado Norteamericano a la región para tratar de negociar un fin a la crisis (hoy es 15 de Abril del año 2002), y este señor, es decir, el palestino, se expresó de una forma que me llamó particularmente la atención.

Quiero aclarar que no estoy escribiendo estos comentarios con fines políticos, y que no tengo nada que ver en el conflicto de Medio Oriente; no soy judío ni palestino, y solamente hago estos comentarios pues considero haber encontrado un ejemplo claro e interesante para exponer el concepto de la falacia de ecualización de causa y efecto.

Resulta que a poco de llegar el político norteamericano a Jerusalén y entrevistarse con el Primer Ministro israelí, el General Ariel Sharon, hubo un atentado terrorista palestino en el mercado de la ciudad, y por unas horas, el enviado norteamericano había suspendido su visita al líder palestino, Yasser Arafat.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©