P. Edronkin

La falacia de la causa y el efecto (V).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Esto ocurre típicamente en muchas democracias formales que en realidad fallan. En el caso de muchos países latinoamericanos se produce exactamente eso, pues cada gobernante sucesivo resulta ser bastante malo y justifica su postura política sobre la base de lo que ha hecho el anterior, muchas veces de su propio partido o facción política.

Si se 'ignora' convenientemente algunos hechos y eventos, es posible para un demagogo justificar su propia postura, que en muchos casos producirá los mismos efectos, y ganar de esta manera el voto popular. A veces es personalmente conveniente apostar a la ignorancia, como demuestra lo que hacen los políticos, aunque lamentablemente a las sociedades les conviene apostar por el conocimiento, como prueba la historia.

Esta es la razón por la que muchas veces vemos que los candidatos políticos son siempre los mismos, y que los funcionarios que en el pasado han tenido una mala actuación se reciclan de alguna manera, y tras unos años vuelven a ser electos.

Un sistema basado en estas falacias no formales puede parecer legítimo a simple vista, pero lo es tanto como un contrato firmado y sellado legalmente, pero sobre la base de mentiras. Es decir, debe ponerse muy en duda la legitimidad de un gobernante o funcionario que accede al poder sobre la base de la utilización de artilugios retóricos semejantes, aún cuando la elección que le lleva al poder sea totalmente limpia, pues lo que se debe poner en duda no es el acto (la consecuencia), con la falta de buena fe (la causa) del candidato.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©