P. Edronkin

La máquina de impedir y el conventillo del Sr. De Souza (XLII).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Sr. de Souza, usted habla sin fundamentos, sin pruebas, y sin siquiera respetar un mínimo de normas de etiqueta y educación.

Sus argumentos son utópicos, doctrinarios y basados en creencias. Cuando le solicité que tuviera a bien editar el texto que me envió a fin de presentárselo al público, como prueba de que yo no busco imponer mis ideas, sino que muestro las mías y las que me envían, aunque sean contrarias a mi parecer, usted ignoró mi pedido.

Ello prueba que además, usted ni siquiera tiene buena voluntad o la intención de hacer una crítica constructiva, y por eso es que forma parte de esa máquina de impedir que ha hecho que tanto se atrasara nuestro continente.

Usted habla de que es necesario que se produzca un cambio de mentalidad, pero ¿por qué no empieza usted por darnos el ejemplo? ¿Por qué no empieza por ser un poco más cortés? ¿Por qué no empieza por fundamentar lo que dice? ¿Por qué no empieza usted por pensar un poco más antes de hablar?

Muchas veces los seres humanos caemos en la hipocresía, como usted lo está haciendo ahora, y lo que yo sostengo es que tenemos que hacer algo por cambiar las cosas, pero algo en serio, empezando por producir mejores líderes.

Si usted toma a esto como un ataque contra su ego, es problema suyo. Yo hablo para todos, incluyendo para mí mismo, pues todos somos humanos y nos equivocamos, y yo me incluyo dentro de tal categoría.

Lahipocresíanos envuelve de tal manera que muchas veces nos olvidamos de que cuando escribimos algo, y si intentamos ser consecuentes con nosotros mismos, lo que ya dejamos registrado públicamente nos sirve de compromiso porque de lo contrario caeríamos en el ridículo. Yo trato de ser consecuente; usted no.

Sr. de Souza, usted puede continuar debatiendo sus opiniones si lo desea, pero para que lo aceptemos aquí debe presentar algo más inteligente. De lo contrario, y como dicen los argentinos, si usted es un conventillero, quédese en el conventillo.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©