P. Edronkin

La irracionalidad del Sr. De Souza (V).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Pero es importante destacar y enfatizar que no es posible intentar recurrir a la 'ecualización moral' como argumento para colocar en un plano de igualdad al terrorista con el que lo combate, puesto que ello constituye una falacia.

El terrorista siempre busca el terror. El que combate el terrorismo, en algunas ocasiones puede excederse pero normalmente, quien lucha contra esta forma de acción bélica es un individuo que se maneja dentro de la legalidad. Las naciones pretenden combatir el terrorismo dentro de la legalidad, y se trata por todos los medios de conformar tribunales internacionales para juzgar los excesos, lo cual es mucho más de lo que se puede decir en términos de segundas oportunidades que los terroristas le dan a sus víctimas.

Lo que sostiene el Sr. De Souza implicaría, por consiguiente, colocar a la ley al lado del terrorismo, lo cual es sencillamente un disparate trasnochado, o una frase dicha con mala intención lisa y llana.

La diferencia entre un estado de derecho y el terrorismo es que si bien en algunso casos un estado puede cometer actos ilegales en dicha lucha, ellos son la excepción más que la norma, mientras que el terrorista siempre está fuera de la ley, mata gente, y eso lo convierte en un asesino.

No se puede jsutificar el terrorismo de ninguna forma puesto que ello equivaldría a convalidar el asesinato. Es así de simple, Sr. De Souza, y usted no puede comparar a quien expresa su opinión dentro de la ley, ni a quien combate el terrorismo de acuerdo al respaldo de un estado reconocido con individuos tan poco respetables como son los terroristas, porque no solamente ensucia el nombre de personas honorables sino porque también está atrofiando su propia inteligencia, así que deje de lado semejantes comparaciones estúpidas.

Sin embargo, también debe destacarse que ya sea que el Sr. De Souza ha afirmado una u otra cosa de las que he analizado, está cayendo en lo que se denomina 'falacia no formal ad-hominem' o, en buen cristiano 'mentira consistente en atacar a las personas para ganar subjetivamente credibilidad'.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©