Don Pablo Edronkin

La falacia de las teorías revisionistas sobre el holocausto (V).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

El primero es le de la retórica, el cual falla rápidamente ante la solicitud de pruebas. El segundo es la presentación de supuestas pruebas, que no son más que interpretaciones personales y subjetivas, escritos de personas de la misma extracción ideológica. El tercero lo constituyen los comentarios extraídos de su contexto original, provenientes de publicaciones más o menos serias (N.A: ver a03295.shtml).

La reiteración de estos tres casos, me llevó a solicitar en muchas oportunidades a quienes correspondía, que presentaran pruebas que fueran reconocidas por observadores independientes, pero las tres únicas respuestas que recibía a mis reiterados pedidos de dicha información eran:

22.1)- El silencio: en algunas de las contestaciones a mis mensajes se observa claramente que la cuestión ni siquiera era respondida, y esto se puede apreciar en varios casos, por lo que es difícil pensar que se trataría de un olvido u omisión.

22.2)- La presentación de bibliografía que de alguna manera podría mencionar al pueblo judío o sus instituciones, pero que o bien no era independiente y objetiva, o bien no hacía mención al Plan Andinia expresamente, y por lo tanto resultaba no atinente al tema de la discusión.

22.3)- 'Argumentii ad hominem'. Es decir, intentos por descalificar al interlocutor o bien a la contraparte, es decir, el pueblo judío, el sionismo, etc. (N.A: ver 'Introduction to Logic', de E. Copi).

La lectura antenta de los textos enumerados en a03092.shtml, a03269.shtml y a03295.shtml), permite apreciar los tres tipos de instancias.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©