P. Edronkin

Un debate sobre la legitimidad del derecho internacional y del Estado de Israel (XIII).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Por todo esto, difícilmente podamos decir que el derecho universal es una cosa perversa. Por otro lado, la mayor parte de los habitantes del mundo parecen estar de acuerdo en su existencia y su profundización, y esto nos lleva de vuelta a la cuestión de su legitimidad.

El derecho internacional no es simplemente el producto del acuerdo de algunos jefes de estado, no es el resultadode una partida de Quini, sino de la voluntad de los pueblos a través de sus representantes, con sus errores y virtudes.

Sugerir que uno tiene mayor capacidad o conocimiento que miles de millones de personas que votan gobiernos que sustentan y promueven el derecho internacional sería como pretender jugar a ser Dios, lo cual es imposible y en este caso, el 'argumento de la mayoría' resulta claramente mucho más sustentable que hablar de 'dominación'.

No estoy sugiriendo que no se emplee política sucia (N.E: ver a01753.shtml) en el mundo, pero ciertamente, y de acuerdo a la opinión de la gente que sustenta con legitimidad a los estados que a su vez se sustentan y promueven el derecho internacional, la existencia de algún conjunto de reglas de derecho es mejor que la simple ley de la fuerza entre los estados.

Por supuesto que la legitimidad de una tierra como parte de un estado se basa en el derecho internacional, puesto que los estados son entidades jurídicas. Si no existiera el derecho internacional, la Argentina, por ejemplo, no tendría más derecho explícito a sus tierras actuales que, digamos, la Isla de Samoa.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©