Don Pablo Edronkin

Un debate sobre la legitimidad del derecho internacional y del Estado de Israel (IX).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Ahora bien, un estado 'de derecho' puede tener diversos grados de legitimidad, pues es bien sabido que hasta los regímenes despóticos cuentan con algún tipo de ley, pero no es lo mismo un sistema tal que aquel propio de un sistema democrático.

Es decir, cuanto mayor apoyo o aval popular tenga un sistema de reglas de juego, más legítimo resultará.

En el mundo existen superpotencias y potencias regionales. Países más fuertes y más débiles.

Como la fuerza es el medio empleado en una situación de anarquía para obtener los fines propios, resulta claro que los países más fuertes son los que se encontrarían en una situación de privilegio de no existir el derecho internacional, pues en la anarquía subsiguiente podrían imponerse con relativa facilidad sobre otros estados.

Indudablemente, y como sucede con todos los instrumentos jurídicos, existen abusos, interpretaciones falaces y hasta errores de interpretación y aplicación, pero esto nos quiere decir (y ya lo he demostrado en otros trabajos), que por más malo que sea, un sistema jurídico es siempre mejor que la inexistencia de reglas, sobre todo porque evita la violencia y ayuda a paliar un poco la disparidad de fuerzas entre los más fuertes y los más débiles.

Para mucha gente de todo el mundo, la existencia de alguna forma de derecho internacional les ha salvado sus vidas. La existencia de las Naciones Unidas y otros organismos internacionales, con todos los defectos que se les pueda atribuir, ha salvado millones de vidas en todas las latitudes.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©