P. Edronkin

La legitimidad del territorio de Israel (IX).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Uno se preguntaría, si aplicáramos el criterio tuyo al pie de la letra, si quienes estamos habitando los países latinoamericanos tenemos derecho a estar aquí, pues que todos sepamos, los indios no 'cedieron' voluntariamente sus tierras a las potencias europeas.

Todos los territorios, cuando se independiza una nación, se celebran acuerdos territoriales, etc. son traspasados de alguna manera. Todos los estados intervinientes ceden o reciben algo. Incrementar o decrementar el territorio de un estado no tiene en sí demasiado que ver con su constitución como entidad política, a no ser que los cambios territoriales drásticos puedan causar efectos internos muy severos.

EE.UU. reconoció de forma explícita las fronteras del territorio 'cedido' a Israel por los acuerdos de Camp David. El gobierno noruego hizo lo propio tras los acuerdos de Oslo entre Israelíes y Palestinos, a principios de los '90 como estado negociador entre las partes, y evidentemente, cada país que celebra acuerdos bilaterales con Israel está reconociendo en dicho acto su existencia.

Los países que mantienen relaciones diplomáticas con Israel también reconocen su existencia como estado con derecho a su propia soberanía. Hay que destacar que desde hace algunos años ocurre lo propio con Palestina. Es decir, el establecimiento y mantenimiento de relaciones diplomáticas es en sí un reconocimiento de la legitimidad de un estado, lo cual también implica, por otra parte, que existe algún tipo de reconocimiento de los límites territoriales de dicho estado pues, de otro modo, nadie sabría donde instalar una embajada o un consulado.

No reconocer a un estado o una nación es algo francamente poco realista e infantil, y que solamente puede llevar a nuevos y mayores problemas y conflictos.

Un paraje patagónico.
Hasta la fecha no ha aparecido ninguna prueba verificada, independientemente, ni ninguna hipótesis constatada
como corresponde acerca del Plan Andinia, por lo que es de muy dudosa existencia. El argumento, tras unos
ochenta años no se ha podido sustentar ni lógicamente ni en los hechos históricos de la Patagonia.



El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©