Don Pablo Edronkin

No soy un Goim (sic), pese a que lo quiera creer (VI).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Pero el hecho es que ni cultural, ni étnicamente soy un 'Goim' (sic). Lo que sí soy es el resultado de la segunda guerra mundial: mi familia tuvo que escaparse, en Polonia, primero de los nazis y luego de los comunistas, y así es como hemos terminado en la Argentina, y si hemos construido algo ha sido con trabajo y sin increpar a otros por lo que tenemos, tuvimos o perdimos: mi bisabuelo murió en su banco (no en donde depositaba su dinero, sino en el que era de su propiedad). Todo eso se perdió, pero incluso así ¿Qué sentido tendría pasarse la vida protestando acerca de la guerra o lo que hicieron otros?

Mis abuelos, mis padres, y los de mi propia generación hemos trabajado mucho, nos han salido algunas cosas bien y otras mal. Si ustedes que creen que soy 'un Goim' (sic) porque no encuentran explicación al hecho de que estoy donde ustedes no están, no han podido lograr más que frustraciones, deben empezar a verse en el espejo y no, con envidia, a otros, porque en el fondo todo se destila a la pura y simple envidia de la persona que no encuentra respuestas para su parálisis pero observa como las demás cosas se mueven.

Més patético sería intentar asignarle la culpa a otros sin que hubieran tenido nada que ver, a quienes no han nacido o a quienes no se puede entender porque no se les conoce mejor. Si ser judío fuera un crímen o algo malo, como pretenden sostener, entonces quienes nacerán judíos dentro de dos mil años ya serían culpables desde hoy, según sus propias afirmaciones ¿Habráse visto pensamiento más obtuso?

Si eso fuera cierto, entonces los cristianos y los musulmanes seríamos todos una parva de idiotas, pues en ambas religiones se acepta la existencia y la figura de Jesús. Si Jesús, nacido judío, hubiera sido culpable desde dos mil años antes de su nacimiento de vaya uno a saber qué, por el solo hecho de nacer dentro de ese contexto social, entonces ni el cristianismo ni el islam serían manifestaciones espirituales válidas.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©