P. Edronkin

No soy un Goim (sic), pese a que lo quiera creer (II).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Más allá de todas las teorías conspirativas que creamos justificadas o no, no es bueno insultar a otro que es diferente porque en definitiva, siempre recibiremos al final lo que hemos dado, y creo que a ninguno de nosotros nos agradaría que a los setenta años nos llamen 'viejo asqueroso' o algo por el estilo, así que no fomentemos el desprecio.

Esto lo digo en primer lugar como principio para todos aquellos que sientan la tendencia a despreciar a otro por su color o aspecto. Hay que terminar con este tipo de costumbres pues siempre, pues en la escala zoológica de algún nuevo amigote del racismo seremos nosotros quienes ocupemos el sitial de las moscas, aunque nos creamos muy paquetes.

Por ejemplo: pese a lo que algún que otro 'hombre superior' desee creer acerca de mi persona, mi familia tiene un linaje propio, pues tengo ancestros nobles. Mi abuelo no fue a pelear la guerra como soldado de trinchera sino como oficial, y se convirtió en héroe de guerra.

De hecho, si me guiara por el 'derecho de sangre', por comparación o resultaría yo ser el guiñapo.

En mi casa no se jugaba al fútbol porque se lo consideraba algo populachero: cuando tenía nueve o diez años aprendía a jugar polo, y para cualquiera de las personas de mi posición real o aparente, individuos de esa condición serían de baja ralea: a mí me iban a buscar a la escuela en limusina, y mis parientes me decían que no debía 'mezclarme con el vulgo' y, mis queridos amigos racistas, bajo toda clase de definiciones de la alta sociedad material, el 'vulgo' son ustedes también, y yo agregaría, que muy especialmente.

Serían de la clase de gente que el chofer de la limusina salpicaría con agua sucia al conducir en un día de lluvia, así que tengan más cuidado al juzgar a otros, pues con la misma vara los podrían juzgar a ustedes, y porbablemente habrá alguien mucho más incisivo con las palabras, y que podrá lastimarles y avergonzarles mucho más.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©