P. Edronkin

Comentarios sobre el valor de la tecnología militar latinoamericana (X).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Lo que debe impedir su construcción no es la presión de otros países, sino el convencimiento propio de que tal camino no lleva a ninguna parte; el caso iraquí lo prueba. No es bueno actuar bajo presión porque eso invita a nuevas presiones, pero el desarrollo de tales medios no lleva a ninguna parte porque la 'destrucción masiva' también nos incluiría en el plato principal.

Por ello debe existir una ciencia independiente de las influencias de estos países 'centrales', y por eso también es necesario desarrollar la tecnología en todos aquellos campos que le permitan a cada país 'periférico' contar con instrumentos de disuasión y negociación, y por definición, la tecnología militar se encuentra dentro de este grupo.

En el científico que emigra hacia uno de esos países centrales también hay algo de incapacidad en el sentido de que no ha sabido mejorar la situación de sus conciudadanos, y al irse de su país lo reconoce, más allá de las valoraciones, principalmente económicas que se pueda hacer y entender a nivel personal.

Pero no lo podemos culpar desde una perspectiva individual: no se le puede mantener como a una persona sin valor, y tampoco sería correcto prohibirle la salida de su país. Lo que hay que hacer es brindarle estímulo para que trabaje, lo cual es más una cuestión de actitud que de dinero. Los científicos son la verdadera tropa de élite de cualquier nación.

El científico, tecnólogo, inventor o creador en cualquier forma es solamente un poco más útil para una sociedad que un analfabeto si se encuentra aislado en un mar de indiferencia.

En cuanto al desarrollo de tecnología militar existen numerosas falacias: no es de por sí innoble contar con armas. Es, por un lado, natural: el ser humano siempre ha tenido que defenderse y se reconoce el derecho a la defensa propia aún cuando ello implique la muerte del atacante, y esta es una convicción prácticamente universal.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©