P. Edronkin

Comentarios sobre el valor de la tecnología militar latinoamericana (I).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

'...Todos los profetas desarmados siempre han fracasado. Aquellos que estaban armados, siempre han triunfado...'


- El Príncipe, Maquiavelo
.


En el Gea hacemos lo que no está de moda. Parecemos extraños para muchos, y ciertamente no nos dedicamos a cosas convencionales. 'Rambos', 'locos', 'nazis', 'sionistas', 'goim' (sic) y otros interesantes términos son algunos de los motes que nos han endilgado, pero están equivocados, pues no somos nada de eso.

Sí, hemos sido tildados de nazis y sionistas, paramilitares, fascistas, guerrilleros, comunistas, zurdos, diestros, etc. al mismo tiempo, y creemos que esto sucede porque los diversos grupos, algunos sectarios, que intentan clasificarnos de alguna manera no encuentran cómo.

Nos intentan clasificar desde la base de los prejuicios de quienes nos asignan adjetivos y sinónimos, en vez de nuestras características, y tal clasificación nunca puede ser veraz pues no podemos satisfacer las inquietudes generadas por las limitaciones de dichas personas.

La realidad es que alguien podría clasificarnos de manera más correcta como tecnólogos o bien científicos, si no fuera porque que las universidades creen haberse apoderado de la supuesta potestad para decidir quién hace ciencia y quien no. Por eso es que nos consideramos como 'exploradores'.

No realizamos ciencia en el contexto de una universidad, y por consiguiente, no nos parece que llamarnos 'científicos' sea lo más adecuado. Hoy pareciera ser que la ciencia es potestad exclusiva de este tipo de organizaciones, mientras que algunos de los mayores genios de la humanidad trabajaron en completa soledad ¿Habráse visto mayor contradicción que pretender saber más limitando su desarrollo con desmedida ortodoxia?

Hay personas que nos observan con perplejidad o hasta inquietud por lo que hacemos. Nuestros métodos, nuestros artefactos y nuestro aspecto generan temor, aunque hay muchos de los visitantes de nuestro sitio en internet que nos admiran, y creo que en todo caso, debemos explicar qué es lo que estamos haciendo y cuales son nuestros planes y perspectivas, pues todo tiene un fundamento.

Olvide por un momento las preconcepciones sociales, políticas y económicas para leer lo que viene a continuación porque difícilmente lo podría entender desde el costumbrismo. Si se opone a ello, entonces quédese con los prejuicios y no pierda su tiempo aquí.

De esta manera, quienes nos miran con inquietud podrán sentirse más tranquilos puesto que, incluso aunque no compartan nuestros puntos de vista, podrán saber cuáles son, y quienes estén de acuerdo con puedan empezar a hacer lo que pensamos que podría ayudar modestamente, que es emular aquellas de nuestras ideas que hubieran sido probadas como válidas.

Esto no quiere decir que creamos ser mejores que otros o que somos dueños de la verdad, sino que algunas de nuestras ideas parecen haber dado resultado, no solamente por el diseño intrínseco de esos sistemas, sino por las metodologías que hemos aplicado en ellos, y en entrenar a nuestra agente.

Lo que buscamos con esta 'emulación' no es que nos sigan ni nos imiten, sino que adopten una actitud quizás similar, quizás no frente al conocimiento, pero que en cualquier caso implique la voluntad de hacer cosas y crear por cuenta propia.

Quizás lo que hacemos no vale nada, pero en todo caso, la idea de que es posible lograr cualquier cosa que uno se imagine pueda servirle a alguien para hacer algo mejor.

Como ustedes sabrán, uno de los grandes desarrollos que hemos hecho es el sistema Nanotyrannus, pero los desarrollos efectuados por el Gea no se limitan solamente a las armas portátiles o de mano, a los refugios y sistemas de carga.

De hecho tenemos algunos proyectos más ambiciosos por realizar y otros más extraños que han sido completados: por ejemplo, hemos construido y probado exitosamente equipos de mayor complejidad como nuestros morteros de 50 mm. 'Grendel', los que también pueden usarse en nuestros juegos de guerra y también otros equipos.

Estos artefactos pueden emplearse en simulacros o como sistemas de armas en sí mismos. En el caso de emplearse en juegos de guerra, contribuyen a agregarle una dimensión poco común a los mismos que deja bastante atrás a los juegos de paintball tradicionales.


El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©