P. Edronkin

Los lideres del asistencialismo (III).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

El criterio actualmente utilizado, en el sentido de considerar en quebranto o 'default' a las naciones u organizaciones que dejan de pagar o devolver este tipo de deudas es correcto en parte, es decir, cada uno debe hacerse responsable de sus propias cuentas, pero en sí no resuelve el problema.

Es, por decirlo así, un criterio de fuerza, pues obliga a cumplir a causa del temor, pero de por sí solo no sirve ni para paliar el problema original, ni para que otras naciones o culturas aprendan la lección.

En el caso de la ayuda que se entrega a personas, como puede ocurrir incluso en el caso de la limosna, no hay ninguna garantía de que esta sirva efectivamente para dar de comer, dar trabajo, etc. De hecho, se sabe que muchos de los niños que piden dinero en la calle en diversas sociedades del llamado Tercer Mundo lo hacen porque están trabajando para organizaciones mafiosas.

En tal caso, el hecho de ayudarles con un poco de dinero servirá únicamente para que uno mismo se sienta mejor, pero al mismo tiempo, hará que dicha ayuda beneficie a la gente que si no causa directamente el problema, al menos se beneficia con él, sentando las bases para que más adelante dicho tipo de situaciones proliferen pues crean nuevos intereses capaces de forzar la realidad hasta convertirla precisamente en algo que les favorezca.

Eso es lo que pasa también en lo que respecta a la política y el supuesto asistencialismo delos partidos políticos; ello es en realidad clientelismo que busca tornar a los ignorantes en dependientes y así perpetuar al partido en el poder. Para ello necesitan de gente ignorante y por eso no promueven la educación.

Por eso, todos esos líderes al estilo Evo Morales, que pueden ser honestos en un principio, no sirven, porque o bien no van a poder hacer nada porque en efecto, son ignorantes y carecen de educación y por cada acierto que tengan van a tener siempre el doble de errores, pues la verdad es que las probabilidades están en su contra, o bien se van a transformar en líderes de corporaciones político-mafiosas que perseguirán sus intereses clientelistas. El ignorante, el 'hombre del pueblo' no sirve para gobernar: puede tener un origen humilde, pero es la educación la que hace la diferencia. Si es humilde de cuna pero posee educación, estará en condiciones de gobernar. Si es humilde de cuna y humilde en cultura, será un fracaso mayor que el aristócrata no educado.

Por consiguiente, la simple y directa 'ayuda', es de dudosa aplicabilidad y efectividad, y es necesario establecer un marco para que de algo inservible se convierta en una cosa realmente efectiva.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©