Don Pablo Edronkin

Consejos de supervivencia: ataques nucleares (XIII).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

3.6.2.4.7.2)- La diseminación de radiación por otros medios:

Los ataques nucleares no tienen por qué limitarse a la utilización de artefactos explosivos. Un terrorista bien preparado podría, a modo de lo que sucedió en el World Trade Center, estrellar no uno sino varias aeronaves contra un reactor nuclear buscando dañar las capas de blindaje que protegen a este tipo de mecanismos.

De lograr una cosa semejante, la radiación escaparía de forma similar a lo sucedido en Chernobyl.

De esta forma, se obtendría una serie de efectos secundarios muy similares a las de una detonación nuclear o termonuclear de importancia, pero sin la explosión misma.

Un terrorista, operando de esta forma, ni siquiera tendría que preocuparse de obtener un dispositivo explosivo, sino solamente un par de aviones, y ello ya ha ocurrido en el pasado.

Otra forma de producir un ataque nuclear consistiría en emplear lo que puede denominarse como 'bomba sucia', que no es más que un artefacto explosivo convencional el cual, al explotar, disemina polvo radioactivo colocado al lado de la bomba original.

Si bien este método no produciría una diseminación a muy gran escala, sería absolutamente letal en las cercanías, además de producir un profundo impacto psicológico (ver las secciones 3.6.2.2.3 y 3.6.2.2.13).

Quien deseara efectuar un ataque de esta naturaleza tampoco tendría que preocuparse demasiado por obtener el material nuclear, pues bastaría con atacar instalaciones convencionales como hospitales, centros de lucha contra el cáncer o similares que posean estos elementos a modo de herramientas de trabajo.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©