Don Pablo Edronkin

El Cerro Weichert (II).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Yo he integrado el primer grupo de cuatro personas que alguna vez puso pie en el Valle del Blanco, y soy todavía uno de los pocos que lo ha logrado y que ha regresado. Pareciera ser que Paul Theroux tenía razón, y un sitio que no parece existir es, en efecto, algún sitio.

Por ello, en vez de seguir la corriente, como la mayor parte de la gente, y en vez de visitar cerros como el Everest, el Aconcagua o el Mont Blanc, me he especializado en explorar regiones vírgenes. Si alguien ya estuvo en un sitio, carece de gracia.

Dejar la primera huella en un lugar es algo bastante especial. Indudablemente, encierra ciertos riesgos, pero pareciera transportar a quien lo hace a la seriedad de cuando éramos niños y jugábamos, como bien diría Nietzsche en 'Más allá del bien y del mal'.

Si alguna vez ha tenido que soportar el sopor de una fila de montañistas esperando, literalmente, para probar su suerte en una pared de roca previsible en los Alpes, o ha caminado por medio día para trepar una montaña, para encontrarse con una oficina de correos arriba, un bar, y unos cuantos turistas, usted podrá pensar que no hay otra manera de hacer las cosas.

Al fin y al cabo, hasta en el Nordkap cobran entrada. Es cierto, pero en la Patagonia no, y creo que no es la única excepción.

He decidido escribirle estos comentarios para decirle que se atreva a ser diferente del lo 'normal', y que evite caer en la trampa que nos tienden los hábitos comunes. Escalar montañas entre las muchedumbres es algo ciertamente menos enótico que viajar al trabajo entre las muchedumbres, pero ciertamente es permanecer en un hormiguero.

Anímese a salir de él y encuentre su propia Patagonia.

Recibiendo gente en Waldorf.
Venga, anímese, pues no es tan difícil.



El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©