Don Pablo Edronkin

El banquete de los dos mil años (X).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Ni siquiera matar no es algo bueno ni malo en sí; es una acción que solamente podemos valorar si tenemos en cuenta la situación en la que se produjo, pues una cosa es asesinar premeditadamente, otra matar involuntariamente, y otra hacerlo en defensa propia.

Es decir, ahora nos encontramos en un contexto tal en el que las fuerzas del mercado tienen preponderancia sobre otras cuestiones como la ecología, la ética y también, la producción del conocimiento.

Pero como las universidades se basan sobre la Academia de antaño y no la Bolsa de hoy en día, y han incorporado sus preceptos habiendo progresado hasta el punto en el que el manejo de ciertos conocimientos entraña responsabilidades legales, es obvio que surgen leyes y normas jurídicas y hasta constitucionales que le protegen y regulan.

Es decir, el conocimiento no puede ser definido en su ciclo de vida por cuestiones de demanda comercial, sino que hay otros valores que le definen necesariamente. El conocimiento debe ser imparcial y preciso, y eso es algo que la lógica comercial no puede darle porque su norte es la rentabilidad, y no necesariamente la verdad.

Consecuentemente, todas las nuevas instancias de organizaciones que se forman ostensiblemente bajo los preceptos de la ciencia - las universidades - no pueden escapar de estos preceptos pues se encuentran reguladas por el Estado y categorizadas de forma similar a otras universidades que fehacientemente han demostrado con el paso del tiempo que son productoras de conocimientos científicos a través de la investigación, más allá de que también puedan producir trabajadores calificados a los que hoy en día gustamos de definir como profesionales.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©