P. Edronkin

Los malos líderes crónicos y agudos (XVI).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Como dijimos, en el caso de la mayoría de las organizaciones, este evento cataclísmico, que en otras condiciones podría tratarse de un hecho grave pero ciertamente superable, se puede convertir en el tiro de gracia para la organización en cuestión.

En el caso de las organizaciones que podríamos denominar perpetuas, pues no es simple desvincular a sus componentes entre sí, lo que se produce es una pugna entre las facciones existentes para dilucidar quién se quedará en definitiva con el poder.

A partir del punto en el que habrá un claro vencedor, este podrá hacer las cosas a su antojo; si es razonable, podrá sacar a la organización del pozo. Si no lo es, la hundirá aún más hasta que sus adversarios se repongan y estén nuevamente en condiciones de desafiarle, ya sea con éxito o no.

Esto quiere decir que a las organizaciones que son víctimas de una mala gestión crónica les espera un futuro bastante aciago a no ser que puedan deshacerse de sus malos líderes crónicos.

Si no lo hacen, corren el riesgo de desaparecer o sufrir un cataclismo de magnitud histórica.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©