Don Pablo Edronkin

Consejos de paintball: nuevos adelantos del GEX-1 (VI).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Pablo - Los filtros más aptos para estos casos son los de carbón activado. Las máscaras comerciales suelen ser costosas a no ser que se trate de algún modelo viejo, y los filtros de carbón activado deben reponerse con frecuencia, pero creo que podrías intentar fabricar algo. Las primeras máscaras antigás empleadas en la primera guerra mundial eran capuchas de lona a las que se les practicaban tres orificios: dos para los ojos, y un tercero para la respiración. No veo por qué no nos servirían.

En estos modelos, los filtros no estaban adosados a la máscara, sino que por medio de una manguera se conectaba la máscara con el morral que contenía esos filtros en el cinto.

Comprá un poncho viejo, y con esa lona impermeable podrías cortar las capuchas. Tené cuidado de hacerlas bastante largas, para que el cuello quede cubierto también. Las sellás como hicimos con el polietileno de los refugios, y le hacés los agujeros.

Para asegurar una correcta respiración, comprá un par de máscaras de nebulización en una farmacia. De paso, podrías usar los tubos de plástico que vienen con estas, a los cuales se conecta normalmente la manguera del compresor del nebulizador, y se podría aprovechar esa estructura para conectar o bien la manguera a un filtro, o bien para convertirla en un filtro propiamente dicho.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©