P. Edronkin

Consejos de paintball: algunos efectos especiales para sus batallas (XIII).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Como curiosidad, los proyectiles de carga 8 á 10 desarrollan velocidades superiores a los 50 metros por segundo, por lo que obviamente no los empleamos en las batallas y conflictos de paintball o GP, como las conocemos nosotros. Esto, aunado a que hemos desarrollado cabezas de guerra capaces de perforar paredes de ladrillo permite entrever que también es posible desarrollar a partir de estos diseños, granadas autopropulsadas de verdadero valor militar.

Por esta razón, si bien continuamos con los desarrollos por una cuestión de interés técnico, limitamos el acceso a estos elementos y no permitimos que usualmente se empleen en juegos de guerra en los que personas ajenas a los propios proyectos participen.

El uso de las granadas tanto de mano como las propulsadas es relativamente simple, aunque es bueno poseer cierta puntería o precisión en los lanzamientos, y se han difundido tanto en el Gea que cualquier explorador que participa de estas batallas siempre lleva unas cuatro granadas de mano GUP en su equipo, además de dos a cuatro cohetes (de baja potencia, con carga 3 o menor, por supuesto).

Es bastante común ver en la actualidad, a participantes que emplean sus Nanotyrannus con cohetes ya montados sobre la boca de los cañones, de manera tal que en caso de entrar en contacto con sus adversarios, inician el enfrentamiento empleando su artillería.

Por diversas razones, el uso de granadas contra blancos móviles posee ciertas limitaciones, siendo más recomendable emplearlos contra posiciones o emplazamientos fijos. Esto es lo mismo que sucede en las contiendas reales.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©