P. Edronkin

Consejos de paintball: Análisis de la batalla del 25 de Mayo del 2001 en Stefani (IX).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

La experiencia práctica demuestra que una vez que se pierde un blanco de oportunidad difícilmente se recupera, y de hecho. La realidad de esta GP en particular volvió a demostrar este principio.

Si bien es correcto tratar de buscar batalla en la situación que más nos conviene, esta regla se fundamenta en el principio de la guerra móvil, y no en la estática. Muy por el contrario, el no aprovechar tales oportunidades actúa como una señal para el adversario, quien consecuentemente tomará la iniciativa y obtendrá el mayor número de ventajas antes de atacar.

En la Edad Media, los defensores de un castillo sabían que si permitían que los sitiadores instalaran catapultas, la fortaleza estaría perdida pues sería a partir de allí solamente una cuestión de tiempo hasta que los muros fuesen derribados. La ciudad de Tiro fue destruída por Alejandro Magno una vez que éste pudo empezar a construir un terraplén para alcanzar sus murallas.

A estos defensores de nada les servía esperar la oportunidad más cómoda para contraatacar. A veces, la mejor oportunidad que se puede tener no necesariamente es la oportunidad ideal, sino la única.

Por otra parte, con los medios de los que dispone cualquier explorador es suficiente con tener a todos los integrantes de un grupo contrario a la vista como para considerar a la situación como 'ideal'. De hecho, teniendo a todos los adversarios a la vista, y considerando que se emplean armas automáticas, es evidente que las posibilidades de eliminar a todos de una sola vez es bastante elevada.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©