P. Edronkin

La asignación de roles informales en las organizaciones (I).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

En cualquier grupo u organización, los integrantes de la misma asumen diversos roles o funciones. Esto sucede tanto en el plano formal, como en el informal: hay quien se hace cargo de dirigir los destinos de la organización, lo cual es un cargo formal, y quien se convierte en el bromista del grupo, el moralista, el novato o el sabio, entre otros.

Estos últimos constituyen títulos informales asignados por los propios integrantes del grupo a sus compañeros, y si bien desde un punto de vista jurídico carecen de relevancia, en un sentido práctico juegan un papel importante.

En la película 'Salvando al soldado Ryan', el Cabo Upham, por ejemplo, asume el rol del novato dentro del grupo de soldados encargado de realizar la misión. También se convierte en la voz de la conciencia del grupo, recordándoles lo que deberían o no hacer.

En este caso vamos a reflexionar un poco sobre la asignación de roles esto informales, puesto que estos son casi tan importantes como los ostensibles, al definir en gran medida las conductas internas dentro de los grupos o sociedades.

Como mencioné anteriormente, estos motes informales no se distribuyen entre los integrantes sobre la base de su mérito, su capacidad, o bien la idoneidad para el cargo, y no constituyen cargos en sí mismos, sino asignaciones hechas por el propio grupo, el cual de alguna manera busca satisfacer su necesidad colectiva en el sentido de que alguien ocupe esos sitios o funciones.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©