Don Pablo Edronkin

Consejos de trekking: medidas prácticas para pasarla bien cuando hay mal tiempo (XII).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Juegos, apuestas y entretenimientos

"En cualquier viaje habrá que proteger lo más posible a las pilas y baterías de las que dispongamos a fin de asegurar que cuenten con una vida útil razonable, pues de lo contrario, su rendimiento puede decaer hasta un 80% aproximadamente.

No cuesta demasiado imaginarse lo que sucederá si planificamos una excursión para hacer videograbaciones durante una semana y la energía se nos agota totalmente al primer o segundo día.

Para poder utilizar las baterías frente a la agresión climática del frío y la humedad, lo más aconsejable es no guardarlas junto con el equipo sino en otro sitio bien protegido de los dos factores que más las pueden afectar.

Un vivac en los bosques valdivianos.
A veces es necesario detener la marcha en sitios imprevistos a causa del
tiempo o de la presencia de nubes tan bajas que no permiten ver el camino.

Con el fin de estandarizar la carga, los integrantes del Gea siempre guardamos determinadas cosas en determinadas secciones de nuestras mochilas y arneses. Las baterías, para citar el caso que nos interesa ahora, las guardamos en los bolsillos que se encuentran en la tapa de cada mochila.

Sin embargo, para evitar que nuestras baterías queden expuestas al frío la humedad que pueden traspasar fácilmente la tela, las envolvemos en materiales aislantes térmicos.

Un vivac en el Río Azul.
En caso de lluvia, hay que detenerse y esperar con paciencia. Una de las
primeras cosas que es necesario preparar es un lote de leña seca para
poder prender y mantener un fuego. Los grupos deberán asignarse las
diversas tareas, como esta, de forma coordinada puesto que después
será muy difícil encontrar combustible seco.


Estos no necesitan ser sofisticados: bastará con emplear parte de la propia vestimenta, o si se desea un grado mayor de seguridad, con un poco de papel o folio de aluminio."


Un vivac para cinco personas en medio de un bosque.
Llevando un pástico de cierto tamaño o bien ponchos, es posible construir
rápidamente vivacs de circunstancia de gran capacidad.



El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©