P. Edronkin

Usted no es más que un esclavo (V).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

"Esta afirmación puede parecer exagerada a la luz de que podemos ir al cine y ver las películas que se nos ocurre, o bien que los periodistas pueden publicar lo que deseen, pero el libre albedrío se pierde, por definición, cuando se desarrollan limitaciones para poder decidir por cuenta propia.

Normalmente se habla del libre albedrío en lo que respeta a la capacidad de expresión, pero ser libres no significa solamente poder decir lo que se nos ocurre. Es poder decidir decir lo que se nos ocurre, y es poder decidir lo que queremos hacer.

Cuanto menos podemos decidir, menos libres somos.

Hasta un cierto punto esto es inevitable, pues hay que cumplir con las deudas, contratos y obligaciones, y obviamente no se puede permitir el libertinaje en este sentido. Por otra parte, esas deudas y obligaciones se contraen voluntariamente ¿o no? 

Sin embargo, lo que está haciendo que los seres humanos empecemos a perder parte de nuestra libertad en pos no ya de un amo esclavista, sino de una “sociedad eficiente” es la naturaleza, precisamente, de los contratos y obligaciones que contraemos de forma casi inevitable y en demasía.

Por ejemplo, todos tenemos el derecho de construir o adquirir nuestra propia casa. Todos queremos tener un hogar. Esto es algo que naturalmente han hecho los seres humanos por decenas de siglos, y en muchos casos con la labor propia."

La subida del Cerro Bolsón.
Otro estilo de vida es posible: ascender en jerarquía en una empresa
no es nada comparable con ascender pro un camino como el que
lleva al Cerro Bolsón.



El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©